Lonja de Pescado

/Lonja de Pescado
Lonja de Pescado 2017-10-12T10:40:12+00:00

LONJA DE PESCADO O SUBASTA

En la Lonja solo pueden comprar empresas y restauradores autorizados por la Cofradía de Pescadores de Port de la Selva. Para más información: T 972 387 405 · info@cpportdelaselva.com

Patrón Mayor: Sr. Josep Manel Perelló Monés

Los visitantes y transeúntes pueden ver el funcionamiento de la subasta desde el Rebost del Pescador.

ALGUNAS DE LAS ESPECIES QUE ENCONTRAMOS EN LA LONJA

arrossegament: palangre: arts menors:
GAMBA
ESCAMARLÀ
LLUÇ
RAP
GALLS
MAIRE
BRUIXES
CALAMAR
SABRE
ROGER
CAPELLÀ
LLUÇ PALANGRE
GALLS
PUBILLA
ESCORPORA
QUELET
PANEGAL
MOLLES
CONGRE
SORELL
PAGRE
BONÍTOL
POP ROQUER
PEIX DE ROCA

HISTORIA

El Port de la Selva siempre había sido un pequeño pueblo de pescadores donde la pesca casi nunca faltaba, y donde sus habitantes también trabajaban la viña y los huertos. Actualmente las fuentes de riqueza del municipio son la pesca y el turismo.

La situación aislada del pueblo, alejada de las principales vías de comunicación, obligaba a que los habitantes se organizaran entre ellos a través de un régimen comunitario o pósito al cual todo el mundo contribuía y que al mismo tiempo servía para suministrar los productos más necesarios que llegaban del exterior.
Esta organización ha sido mencionada en diferentes lugares como ejemplo claro de economía comunitaria que se ha conservado hasta hace pocos años.

Los antepasados tuvieron que hipotecarse las pocas pertenencias que tenían, como los lauts o las artes de pesca, e incluso alguna finca, para conseguir los 20.000 duros, cien mil pesetas, que suponía el coste total de adquisición y compra del Moll d’en Balleu, la Timba y algunas fincas más, como el llamado Pósito o Cooperativa.
En los primeros años de postguerra, el año 1947, se produjo el cambio de nombre de Pósito de Pescadores por el de “Cofradía de Pescadores”. La década de los años cinquenta y por causas diversas, como la bajada en las capturas de pescado y su baja cotización en los mercados, marcó el inicio de una etapa de crisis y decadencia, que perduró hasta principio de los años 80.

Con el paso del tiempo, la actividad de la Cofradía de Pescadores se ha ido actualizando y adecuando a los tiempos actuales, incorporando tecnologías y procurando el impulso de la actividad pesquera del pueblo.